jueves, 11 de junio de 2009

PARA COMPRAR EN EL SUPER...



Una viejecita fue al Supermercado y puso en su canasta las latas más caras de comida para gato. Cuando fue a pagar a la caja, le dice con orgullo a la cajera:

.-Sólo compro lo mejor para mi gatito.

La cajera le responde:

.-Lo siento, pero no le podemos vender comida para gato sin que usted tenga pruebas que tiene un gato. Muchos ancianos compran comida para el gato y ellos mismos se la comen. La gerencia quiere pruebas de que usted tiene gato.

La viejita se fue a casa, agarró su gato y lo llevó al supermercado. Entonces le vendieron la comida para gato.

Al día siguiente, la señora fue al mismo supermercado y compró galletas para perro.
La cajera esta vez le exige prueba de que ella también tenía un perro, alegando de que muchos ancianos a veces comen hasta la comida del perro.

La señora fue a casa y regresó trayendo a su perro. Finalmente le vendieron las galletas para el perro.

El siguiente, la viejita volvió al super con una pequeña caja que tenía un hueco en la tapa. La viejecita le pidió a la cajera que metiera su dedo en el hueco de la caja.

La cajera no quería, pero la viejecita le aseguró que no había nada en la caja que la fuera a morder.

Entonces la cajera rápidamente mete y saca el dedo del hueco de la caja y le dice a la viejecita:

.-Pero esto... ¡¡tiene olor a mierda señoraaaaa!!

La viejecita, con una sonrisa de oreja a oreja, le dice a la cajera:

.-Ahora, querida, ¿puedo comprar tres rollos de papel higiénico?

2 comentarios:

Lauren the Writer dijo...

Jaja, esto estuvo gracioso.

Me gusta el nombre de tu blog.

<3 Lauren

victorysilcana dijo...

Me alegro que te guste.

El nombre no es muy original, la verdad es que hay muchos con este nombre , he estado alguna vez por cambiarlo pero a estas alturas ....
Saluditos

Related Posts with Thumbnails

COMENTARISTAS

Visitantes recientes