martes, 19 de enero de 2010

LO JUSTO.





Un marido pasaba por delante de una floristería y ve un cartelito delante del escaparate que ponía:

"DÍGASELO CON FLORES"

Entró en la tienda y pidió una rosa para llevarle a su mujer.

.-¿Solo una?.- Preguntó la dependienta-.

.-Si, una sola.- respondió-. Es que yo soy un hombre de pocas palabras.

7 comentarios:

Mª JOSE dijo...

Ja,jajajajajajaja...igual que mi marido,jajajajaja.Pero él me habría regalado por lo menos dos...
Besos.MJ

Ana dijo...

Jajajajajaaaaaaaa...Pues si que era parco...;)

Muchos besitos Vic.

Cele dijo...

Ja, ja, que gracioso.
Pocas palabras pero muy adornadas. Un beso

dyeve dijo...

Felicidades!!
Estoy orgullosa de ti.
Besos.

Gildo Kaldorana dijo...

Je, je, je, muy bueno.
Pero mi mujer con estas cosas dice que no que flores no, que se marchitan, mejor oro o/y diamantes.
Cosas de mujeres......
Un abrazo.

Gara dijo...

Ja ja ja ...

El mío también es parco en palabras, tanto que aún no me ha dicho que me ama, claro que tengo que saberlo ya ... no me digas que los hechos lo demuestran ... si, claro, pero necesito escucharlo aunque sea pocas veces ....

Un abrazo cariñoso

fiaris alfabeta dijo...

jajaja buenisimo!!!saludos

Related Posts with Thumbnails

COMENTARISTAS

Visitantes recientes