martes, 5 de febrero de 2008

REFLEXIÓN PARA LA GUERRA


Para que haya paz en el mundo,
es necesario que las naciones vivan en paz.
Para que haya paz entre las naciones,
las ciudades no deben levantarse
unas contra otras.
Para que haya paz en las ciudades,
los vecinos deben entenderse.
Para que haya paz entre los vecinos, hace falta
que reine la armonia en el hogar.
Para que haya paz en la casa, hay
que encontrarla en el corazón
de cada uno.
Related Posts with Thumbnails

COMENTARISTAS

Visitantes recientes