sábado, 23 de febrero de 2008

LAS TRES DELICADAS


Hay gente que es muy delicada.Pero el caso de estas tres princesas es demasiado.Cuando lo leas, te darças cuenta de lo que te digo.

Esto era un rey que tenía tres hijas, las tres preciosísimas pero mucho más finas y delicadas que preciosas.

Un día el rey sacó de paseo a la mayor.Iban por el jardín de palacio, lleno de rosales en flor, algunos tan altos que podían pasar por debajo de ellos. Andando, andando, de pronto: ¡clic!; un pétalo de rosa cayó en la cabeza de la hija del rey.
-¡Ay!- dijo sólo.

Y cayó desmayada en tierra. Corrieron a mirar lo que tenía , y encontraron un chichón tremendo en la cabeza ;se lo había hecho el pétalo de rosa, con su peso y con la fuerza de la caída. ¡Ya veis si era delicada la princesa!.

La vendaron como es debido, se la llevaron en una litera, y acabó por curarse al cabo del tiempo. Pero ya nunca fue lo que habia sido.

Pasados unos días, la hija segunda se despertó una mañana quejándose mucho de un dolor de espalda. Lloraba y lloraba , y no habia modo de hacerla callar.

Por último, una camarera de su corte le buscó ,y encontró que tenía una tremenda llaga. ¿Qué podía haberle pasado? Por mucho que le preguntaban, la princesa no daba explicación alguna; sólo sabía que la espalda le dolía mucho.

Sus damas no hacían más que mirar por la cama, y por fin se dieron cuenta de que , precisamente en el sitio donde le salió la herida, la sábana tenía una arruga.

Llamaron a los médicos, que pudieron aliviarla después de muchos cuidados y mucho reposo. Pero ya nunca fue lo que había sido.

-Ya tenemos dos hijas heridas - se quejaba el rey- ¿Por qué no serán menos delicadas?Ya solo nos queda una sana.

Pensando y pensando en lo que harían para resguardar a la princesa más pequeña, decidieron encerrarla dentro de una urna con siete cristales , creyendo que así no le pasaría nada.

Pero sí le pasó. Un día se metió en la urna un mosquito muy muy pequeño, y con el viento que hacían sus alas constipó a la princesa .Y bien constipada la dejó.

El rey y la reina se tiraban de los pelos , y a estas horas aún no se han puesto de acuerdo sobre cuál de sus tres hijas era la más delicada.
Related Posts with Thumbnails

COMENTARISTAS

Visitantes recientes