martes, 15 de diciembre de 2009

PAPA NOEL NOS ESCRIBE UNA CARTA.


Encontré esta carta, que Papá Noel les escribió a los niños que no encuentran juguetes junto al arbolito de Navidad.

Es larga, lo sé, pero es que ... Papa Noel, no se olvida de nadie y tiene tantas cosas que decirnos a todos...


Queridos niños:

Sí, claro que he leído todas las cartas que me enviaron y me sé de memoria todas las listas de los juguetes que me pidieron.

Unas listas tan largas como el cuello de una jirafa y tan gordas como el lomo de un rinoceronte.

Pero, como todos los años, los juguetes se me terminaron antes de que yo finalizara mi recorrido.

No, Pablito, no hagas pucheros ni te pongas tan triste. Y tú tampoco, Pedro, ni tú, Mariana.

Está mal que digan que soy injusto porque al chico de la casa grande le dejé una bicicleta, un rompecabezas y una pelota, y a ustedes nada. Está muy mal que se enojen conmigo.

Porque para ustedes, que no encontraron juguetes al pie del arbolito, ni junto a las zapatillas, cansada de tanto correr por las tardes azules, tengo algo mejor... mucho mejor.

Carlitos, desde tu cama del hospital me pediste un triciclo. Pero tres ruedas son pocas para correr, como tu quieres, a la velocidad del "Jet", y tanto dale que dale con los pedales, terminarías por cansarte mucho. Te propongo algo ...cierra los ojos. Para ti tengo un pájaro grande, con suaves alas amarillas, ¿lo ves?... ¡sí que lo ves!; puedes treparte a él y viajar adonde quieras, rápido como el viento, cuantas veces lo desees. Te bastará sólo con cerrar los ojos y pensar en él...



Para ti, Mariana, en vez de la muñeca con el gran moño celeste en los rizos dorados, te dejé , hace ya tres meses ,(porque yo reparto algunos regalos por adelantado), una hermanita, que es una maravilla...llora, come, mueve las piernas y los bracitos, te mira, ¡te conoce! Y será cada día más grande. Podrás jugar con ella y enseñarle cantos que repetirá con su vocecita... Las otras muñecas, Mariana, se quedan siempre chiquitas y nunca aprenden ningún canto.

A ti Juan, a ti Eugenio, y a ustedes Martín, Andrés, Jorge, Mario... les mandé mi regalo por el correo del viento. Mariposas de verano, amarillas, anaranjadas, moteadas de negro, de turquesa, de color guinda. Si, ¡¡ ya los veo correr tras ellas por el bosque, y por el descampado que hay junto a las vías del tren, rápidos y sonrientes, mientras escucho vuestras carcajadas, corriendo bajo el sol!!. Y llené las acequias con pececitos pequeños, para que las pesquen con la caña improvisada, con las manos nerviosas y las vean nadar, saltar y dibujar remolinos inverosímiles en las latas de conservas. Y los quiero mucho.

Sí que los quiero mucho. Aunque no les haya dejado juguetes, son mis predilectos. Por eso deseo enseñarles algunas cosas importantes: el hirván de la lluvia cosiendo los charcos en las veredas rotas; el concierto de grillos tratando de hacer sonreír al calor cuando se enoja; la humilde enredadera de la "dama de noche" abriendo sus paragüitas blancos cuando llega la primera sombra...



Ya sé, Francisco, que todo esto no te quita el hambre ni hace más grande tu escaso pedazo de pan. Ya sé que esto no tapa el agujero de tu zapato ni te calienta la espalda en el invierno.

Pero te convencerá de que el mundo no es un redondel gris que se transita con un poco de dolor y un poco de fatiga, sino una caja de sorpresas donde cada uno puede encontrar algo que dibuje una sonrisa, que encienda una esperanza, que alimente una emoción.

Ahora eres pequeño y te importa más un helado que un pedazo de cielo recortado entre los edificios.

Pero has de saber que cada helado que no comes, cada juguete que no tienes, te irán dando una fuerza de lucha, que debes aprovechar en tu beneficio.

Hay que aprender la a... la o... la u. Hay que mirar en todas direcciones para conocer bien a la gente, y también hay que mirar en dirección a uno mismo para conocerse y para amarse sin tenerse lástima. Porque si te tienes lástima esperarás que otros hagan por ti lo que tú tienes que hacer por ti mismo.

Hay que luchar. Sí, Francisco, sí, Juan, sí, Carlos. Tu primera misión de cada día, debe ser sonreír. Sonreírle a tu sábana raída cuando abres los ojos y al remiendo de tus pantalones y decirles ..."Estudiaré mucho, trabajaré mucho y entonces podré comprar unas sábanas nuevas y un pantalón sin remiendos, para que ustedes, que sin parar, viejitos y cansados, me prestan sus servicios hasta el fin, se tomen unas vacaciones".

Sí, sonreírle a mamá, que a veces no se da cuenta de tu pena o de tu alegría, porque está muy preocupada (los mayores siempre tienen que resolver serios problemas y eso los hace parecer un poco agrios en ocasiones).

Y acuérdate siempre de los grillos y las mariposas, de las ranas en los charcos y los renacuajos. Acuérdate siempre. También cuando seas grande. Un hombre o una mujer, que una vez al día levanta los ojos al cielo como un barrilete esperanzado, es un hombre o una mujer, que además de llevar cuentas y números pegados en la frente y en los puños de sus ropas, llevan mariposas colgando del corazón.



Quiero que seáis uno de esos hombres y mujeres. Unas personas buenas, unas personas que aman.

Entonces..., podré pediros un favor... que seáis mis ayudantes. Porque yo estoy viejo y cansado de tanto y tanto andar por el tiempo, y necesito hombres buenos que me ayuden a repartir juguetes en los hospitales, en las casitas pobres, en los asilos.

¡¡Ah!!, sí, Juan, qué alegría me darás, y cuántas, cuántas sonrisas felices encenderemos entonces...

Sí, Juan, Daniel, Felipe, Eugenio, Ariel, Mariana... con ayudantes como ustedes, ningún niño se quedará sin su juguete. Estoy seguro.

Por eso, Francisco, si tu mamá llora este año (como lloró el año pasado) porque no encuentras tu juguete junto al zapato gastado, dale un beso, sonríele y dile:

-No llores, mamá... no creas que Papá Noel no me quiere. Al contrario, me ha regalado las mariposas, las luciérnagas, los charcos con ranas, una orquesta de grillos, y además... me nombró su ayudante. Una demostración de que me quiere muchísimo. Y así, cuando yo sea grande, ninguna mamá tendrá que llorar porque su hijo se quedó sin juguetes en Nochebuena...

Papa Noel



navidad gif Pictures, Images and Photos

14 comentarios:

Mª JOSE. dijo...

VIC..ES UNA LÁSTIMA QUE ESTAS FIESTAS SE HAYAN CONVERTIDO EN PURO CONSUMISMO..ES TAN BELLO IMAGINAR Y SER FELICES CON TAN POCO...PARA ELLO DEBERIA CAMBIAR EL MUNDO.
UN BESAZO ENORMEEEEEEEE.MJ

Ana dijo...

Precioso mi niña...Gracias por compartirlo.

Muchos besitos Vic.

Gara dijo...

Enternecedora carta, la verdad es q es una pena q se haya perdido el verdadero sentido de la navidad y esta solo sirva para gastar y gastar.

Muy buen post.

Besitos

Antoñi dijo...

Es muy triste la crudeza de la otra cara de la Navidad, la que se alimenta de sueños por cumplir... Mi niñez fue entrañable de cara a la navidad, no por que Papa Noel, fuera generoso en juguetees, más bien por la unión de la familia y por que no teníamos esta horrenda invasión de consumismo. ahora procuro no se cruda con respecto a mis sentimientos hacia ella, mi hija tiene solo once años, el espíritu de la Navidad permanecerá como siempre, con muchos a la mesa, sin embargo exceso de regalo, soy negada a eso, solo el detalle, los niños crecen más sanos así.... Precioso e entrañable esta historia, dada a la reflexión... Besos, Antoñi

Gildo Kaldorana dijo...

Desde luego creo que en este mundo, los niños son lo unico inocente que nos queda, lo demas es totalmente superficial.
Feliz Navidad y salud y suerte para el Nuevo Año

alma máter dijo...

Largo, pero precioso. Digno de pararse a leer.

Gracias por compartirla.

Un beso.

Gara dijo...

Gracias por compartir tan bello cuento!

Un regalo material no sustituirá al amor, al cariño de tu familia y amigos.

Un gran abrazo

dyeve dijo...

Feliz Navidad! todo lo mejor y en su lista de deseos, para cumplir. Tenga cuidado siempre!. un beso dulce, dulce.

HUMO dijo...

Querida Victorysilcana: te agradezco en el alma, poder leer esta preciosa carta, siempre tenía la inquietud de los niños que no reciben regalos, ojalá les llegara a cada uno de ellos.

Un enorme abrazo y me alegra que estes bien!

=) HUMO

Basileia dijo...

Increible carta en estos días de tanto consumismo. Esta carta debería leerla todo papa y mama, los niños piden lo que le hemos acostumbrado a dar, si damos amor, nos reclamaran amor, si damos solo lo material, siempre nos pedirán lo mismo.
Me encantó leerlo cielo.

Miles de besos y que a todos esos niños se les cumplan sus inocentes sueños.

VIVIR dijo...

Mira hija de mis entretelas de mi cuerpo... yo cuando fuí niño... me dió por escribirle una cartita a los Reyes Magos, porque lo de Papá Noe fué mucho después cielo mio... le pedi muy poquito... tan solo un balon de reglamento de la época y unas botas de jugar al fútbol... estaban tan "TIESOS" los pobres que me pusierón un balon de "plastiquito" SOLAMENTE, ¡con que ganas le endiñé mi primera patadita! que se me quedó mi piececito metidito dentro... lloré mas que Jeremias centrañitas mia... me pareció el fin del mundo prima...

Pero ya no escribí mas cartitas... jajajajajajajajajajajajaja

Hoy me acuerdo y me rio... pero aquello fué una universidad para mi.... me enseñó tela marinera...

me voy... un beso enormeeeeeeeee

y ya metido en tiempos antiguos... te digo:

Felices fiestas y un prospero año nuevo...

Elba dijo...

Hola Vic , esta carta deberia ser leida por el mundo entero...estoy muy emocionada , beso y abrazo Elba

Jimena con jota dijo...

Estoy de acuerdo con María José, hoy las fiestas son sinónimo del consumismo, creo que lo dije en el post anterior...en fin, ojalá sepamos valorar estar con nuestra familia y llenarnos de buenos deseos más que de buenos regalos.

Un beso grande!!

Sergey dijo...

Хороший блог...молодец...спасибо
С Новым годом.
Заходи чаще буду рад видеть.

С уважением Сергей
Россия.

Related Posts with Thumbnails

COMENTARISTAS

Visitantes recientes