jueves, 22 de enero de 2009

TOQUES DE HUMOR




EL CHOFER NUEVO

El presidente de la compañía entra por la mañana en su limosina y ve que hay un chofer nuevo.
.-Hombre, conductor nuevo. Y digame, ¿como se llama ? 
- Carlos, señor.
.-Bueno, vera, es que yo no acostumbro a llamar a mis empleados por el nombre de pila, ¿me podría decir cual es su apellido ?
.-Esto... me llamo Carlos Cielo Querido. 
.-Ya... bueno, pues empiece a conducir, Carlos.



DE BURROS E INGENIEROS

En un pueblo se está construyendo una carretera. Un pueblerino se sentaba largas horas a ver como se realizaban las obras cuando...
.- Hola soy Federico Morayra, el ingeniero que hizo los estudios y encargado de la obra y la maquinaria.
.- Hola yo soy Ramiro del pueblo vecino.
.- Veo que nunca habías visto como se hace una carretera moderna, dime, ¿cómo hacen las carreteras en tu pueblo?.....
.- Bueno, en mi pueblo cuando queremos hacer una carretera, de un pueblo a otro, soltamos un burro viejo y el animal escoge el camino más corto y más seguro, y por ese camino hacemos la carretera
.-¿ Y que pasa si no tienen un burro.?
.-Pues...¡¡¡Llamamos a un ingeniero!!!







MEDICO DE FAMILIA

En el hospital, se acerca un médico a un grupo en la sala de espera y les dice:

—¿Familiades de Don Damón Cadetedo?

—Sí, somos nosotros.

—Miden, ciento comunicadles que Don Damón ha muedto.

—¡No me joda!

—Vamo a vé,… ¿no ce enteda? Ni mejoda ni va a mejodá, ¡etá muedto!





UNA MUJER CON PALABRA

Había una vez… un hombre que trabajó como un burro toda su vida, para acumular fortuna.

Un día le dijo a su esposa: .-“El día que me muera, quiero que me entierres con todo mi dinero.

.-¿Me lo prometes?.

La mujer le dijo: 

.-"Por supuesto cariño , te lo prometo."

Al tiempo el hombre murió, y después de la ceremonia, antes de bajar el ataúd a la fosa, la esposa dijo:.

.-Un momento, falta algo.

Tomó una cajita que traía en la mano, abrió el ataúd, y la puso adentro.

Su mejor amiga, le dijo:.

.-No creo que hayas sido tan bruta, de haber cumplido la promesa, ¿verdad?

La leal esposa contestó:.

Yo soy mujer de palabra, y no podía romper la promesa a su última voluntad.

.-O sea que ¿pusiste todo el dinero ahí?.

.-Claro que sí... tomé todo el dinero, lo conté, lo deposité en mi cuenta y le giré un cheque por la cantidad exacta.

...Si el muy H.D.P. lo puede cambiar allí, que se lo gaste…


4 comentarios:

A.M. dijo...

Uno mejor que el otro, muy buenos!!
Andrea.-
reflejosfemeninos.blogspot.com

Anónimo dijo...

me he reido un rato que falta nos hace. gracias

Anónimo dijo...

me he reido un rato que falta nos hace. gracias

Anónimo dijo...

me he reido un rato que falta nos hace. gracias

Related Posts with Thumbnails

COMENTARISTAS

Visitantes recientes